Boletin del Día
Image default
Mundial News Tecnología

Un robot policía te para en la carretera, coloca pinchos en las ruedas para que no escapes y pone la multa

Nadie escapa de este robot policía que coloca pinchos bajo las ruedas de los coches antes de pedir el carnet de conducir al conductor, y clavarle una multa si se lo merece.

Los controles en las carreteras son una práctica de seguridad que se lleva a cabo en todo el mundo. Pero en algunos países son más peligrosos que otros. Tanto para el propio policía, como para el conductor. Solo en Estados Unidos casi 17 millones de vehículos son inspeccionados en controles de carretera cada año. 195.000 conductores son reducidos con violencia, y más de 4.000 agentes son atacados. Cada año mueren 89 conductores y 11 policías en estos controles. Para evitar esta violencia, SRI International ha desarrollado un eficaz robot policía.

 

 

Aún no tiene nombre, pero es capaz de parar a un conductor en carretera, poner pinchos frente a las ruedas traseras para que no escape, pedirle el carnet de conducir y de identidad, y ponerle una multa si viene al caso.

Nadie escapa con las ruedas intactas de este robot policía que evita que un agente humano se ponga en peligro, y al mismo tiempo el conductor también se siente menos intimidado. Puedes ver cómo trabaja en este vídeo:

La idea es muy curiosa, tanto en la forma en que el robot actúa, como en sus métodos. No se trata de inteligencia artificial, sino de un policía real que ve a través de las cámaras del robot.

Como vemos en el vídeo, este robot policía está acoplado al lateral del coche patrulla. Cuando da un alto a un vehículo y se detiene en la calzada, el robot se despliega del coche policía y se estira hasta la ventanilla del conductor.

Lo primero que hace es colocar una hilera de pinchos delante de las ruedas traseras del vehículo. Si intenta escapar, las ruedas quedarán inservibles.

El policía permanece en su vehículo, seguro, mientras puede ver y charlar con el infractor por medio de una cámara. El robot dispone de un escáner para escanear el carnet de conducir, conectándolo a la base de datos de la policía para saber si tiene antecedentes, o ha cometido alguna infracción reciente.

Además desde la cámara el policía puede pedirle que muestre cualquier otro documento: identificación, seguro, recibos, etc. Si decide que ha cometido una infracción, puede ponerle una multa que imprimirá el propio robot, para entregársela al conductor.

Aunque el diseño en sí es un poco aparatoso, es una idea interesante en países como Estados Unidos, en donde tanto la policía como los conductores se juegan la vida en los controles de tráfico.

Related posts

ADN antiguo desvela una importante pieza perdida de la prehistoria humana

Boletin del día

Descubren un biomarcador que alerta del inicio asintomático del alzhéimer

Boletin del día

¿Un arma contra el covid-19? Spray nasal bloquea infección en hurones

Boletin del día