Boletin del Día
Image default
Ciencia News Tecnología

Científicos logran alimentar de energía a una computadora con un recipiente de algas

Los científicos utilizaron cianobacterias para alimentar un pequeño chip de PC de bajo consumo

Los científicos han utilizado algas para alimentar un chip de computadora de bajo consumo durante seis meses.

Investigadores de la Universidad de Cambridge sellaron una colonia de cianobacterias, comúnmente conocidas como algas verdeazuladas, dentro de una caja de metal del tamaño de una batería AA. Luego, la unidad se dejó en una ventana, donde las algas realizaron su fotosíntesis para generar una pequeña corriente de electricidad que alimentó un chip ARM Cortex-M0+.

Los resultados se publicaron en un artículo de New Scientist.

Un proyecto a futuro

La computadora funcionó en ciclos de 45 minutos calculando sumas de números enteros consecutivos para simular una carga de trabajo computacional, que requería 0,3 microvatios de potencia, y 15 minutos de espera, que requería 0,24 microvatios. La computadora misma midió la salida actual del dispositivo y estos datos se almacenaron en la nube para que los investigadores los analizaran.

No hubo cortes de energía durante los seis meses del experimento, y en los seis meses seguidos al fin del experimento, las cianobacterias continuaron produciendo energía.

Howe dice que hay dos ideas potenciales para la fuente del poder. Las cianobacterias mismas producen electrones, lo que crea una corriente, o crean condiciones en las que el ánodo de aluminio del recipiente se corroe en una reacción química que produce electrones. Debido a que el experimento se desarrolló sin una degradación significativa del ánodo, los investigadores creen que las cianobacterias están produciendo la mayor parte de la corriente.

Las cianobacterias crean su propio alimento durante la fotosíntesis y el dispositivo puede incluso continuar produciendo energía durante los períodos de oscuridad, lo que los investigadores creen que es posible porque las cianobacterias continúan procesando los excedentes de alimentos.

Los investigadores han experimentado con la creación de un recinto similar a partir de botellas de plástico vacías y creen que se podrían producir dispositivos efectivos a muy bajo costo, con una posible aplicación comercial dentro de cinco años. También han encontrado especies de algas que crean corrientes más altas.

Fuente: rpp.pe

Publicaciones Relacionadas

Un universo fractal se esconde tras algunos agujeros negros

Boletin del día

Revelan cómo el sistema inmunológico puede ser activado para atacar las células cancerosas

Boletin del día

Covid-19: Estos robots autónomos desinfectan aviones sin poner en peligro al personal de limpieza

Boletin del día